PIDEN AUDITORÍA PARA EVODIO VELÁZQUEZ Y EGER GÁLVEZ

Patricia Zavaleta

Tanto el alcalde Evodio Velázquez como su director de Salud Municipal, Gerardo Eger Gálvez, incurrieron en un fraude al contratar oficialmente un servicio terapéutico para población de escasos recursos, que ahora se niegan a pagar, denunció la reconocida escritora y periodista Manú Dornbierer.

En entrevista con El Informador de Guerrero, la laureada periodista consideró que el Congreso del Estado debiera aplicar una auditoría al presupuesto del municipio dado que tanto el primer edil como su director de Salud han dispuesto discrecionalmente de los recursos municipales.

Autora de más de 30 libros publicados en varios países, a través de sus escritos Dornbierer es una activa promotora turística del puerto de Acapulco al que, dice, ambos personajes “le han hecho mucho daño”.

Sumamente indignada por la conducta cínica mostrada tanto por el alcalde como por el titular de Salud Municipal, la escritora consideró que la gestión de Evodio Velázquez al frente del municipio “ha sido pésima”, al extremo de que gastan el presupuesto “sólo para justificar el uso del dinero”.

Velázquez Aguirre “no es una persona honrada” y de ninguna manera debiera repetir al frente de la administración municipal, “porque la comunidad, el pueblo de Acapulco, ya lo conoció como un pésimo administrador”.

Del titular de Salud Municipal dijo que “es un ladrón de siete suelas” que le contrató un servicio de terapia para personas de escasos recursos, que después se negó a pagar a pesar de que existe un registro que en su momento será puesto a disposición de la autoridad correspondiente.

Primera parte continuará.

Dornbierer relató que el alcalde Evodio Velázquez le contrató un servicio de oxigenación hiperbárica que es muy útil para casos de personas diabéticas, enfermos del corazón y problemas con padecimientos relacionados con el metabolismo.

Sin embargo, a pesar de que el alcalde dio el visto bueno a la contratación de la cámara hiperbárica, de buenas a primeras suspendieron el servicio que se prestaba a personas de escasos recursos a través de la Dirección Municipal de Salud.

Durante 2015, 2016 y parte de 2017 estuvieron utilizando el servicio, pero sorpresivamente lo cancelaron sin dignarse a pagar por los servicios prestados, lo que suma una cantidad de 81 mil 600 pesos que la empresa prestadora se dispone a cobrar por la vía legal, abundó Manú Dornbierer.

Como antecedente debe citarse que durante la anterior administración de Luis Walton Aburto la cámara hiperbárica estuvo funcionando sin ningún problema y la cuenta fue saldada puntualmente, “pero con Evodio las cosas ya no funcionaron”.

La escritora, dueña de la empresa prestadora del servicio, dijo que en caso necesario acudirá ante los medios nacionales de comunicación para denunciar el incumplimiento del todavía alcalde de Acapulco así como a su director de salud, de quien algunos reportes de prensa han denunciado escándalos con el uso del presupuesto público.

En efecto, Eger Gálvez Pineda ha sido figura central de algunos reportes de prensa que lo citan como un funcionario que hecho uso ilegal de los recursos públicos para fines particulares.

Un caso de corrupción que llamó la atención fue el de su relación con su secretaria, Karen Jazmín Arroyo Rosas, quien en octubre de 2016 publicó en las redes sociales fotos personales en destinos turísticos de los Estados Unidos.

En una de esas fotos la joven aparece en una minúscula tanga con un fondo en el que se parecían construcciones típicas de Disney World, así como en un acuario submarino y otras plazas turísticas, viajes que difícilmente podría costear con su sueldo de secretaria de la Dirección de Salud Municipal.

Fuente de esa dependencia dijeron que es un secreto a voces que la joven es amante del doctor Eger Gálvez, quien además la tiene cobrando sobre sueldos en otras dependencias como el Seguro Popular.

Ello, a pesar de que todos los empleados saben que la esposa de Eger Gálvez es la doctora Elva Luz Osorio, quien cobra en Salud Municipal, en el Seguro Popular así como en el DIF municipal.

Otras personas beneficiadas por el funcionario son sus hermanos Tizoc y Erika Gálvez Pineda, quienes también cobran sobresueldos en otras dependencias, además de que vía acuerdo con el sindicato toda la familia ya tiene aprobada una base sindical que les garantiza seguir cobrando de por vida.

En esa dependencia, dijeron las fuentes -que pidieron no ser identificadas por obvias razones-, hay mucha molestia por los abusos y dispendios de Gálvez Pineda, a quien una auditoría fácilmente podría detectar los desvío del presupuesto municipal.

COMPARTIR ENLACE:

¤ Noticias Relacionadas ¤

Reconoce el coordinador de Guardia Nacional la labor del gobernador Astudillo

Chilpancingo, Gro., 28 de julio de 2019.- Para realizar una evaluación puntual en materia de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *