Mercadotecnia modifica escenario electoral

Por Miguel Ángel Arrieta

Aunque no es un secreto que durante el proceso electoral que culmina el primer domingo de julio, la batalla estratégica real se dará, -paradójicamente- en el plano virtual, lo que aun ofrece dudas es el alcance que tendrá la mercadotecnia por aquello de que sin planeación de poco sirve la potencialidad de las redes sociales.

Por lo pronto, un primer reflejo de lo que los candidatos pueden lograr con un equipo de mercadotecnia avanzado, modificó en Guerrero el escenario electoral para quienes aspiraban a obtener una nominación partidista debido a la buena aceptación que ocupaban antes de las precampañas, y terminaron fuera de la jugada.

En Acapulco, el caso David Jiménez Rumbo que arrancó en penúltimo lugar de preferencias entre los perredistas que elegirán a su candidato a la alcaldía de Acapulco, y terminó al frente de la encuesta luego de retirarse el presidente Evodio Velázquez, exhibe la dimensión que puede alcanzar el uso adecuado de las herramientas publicitarias.

En este contexto, el primer dato por explorar es la asociación del mensaje de los personajes de la política con la realidad del lugar donde se promueven.

Seguramente en Yucatán, Puebla o Querétaro, la frase “cero cuota, cero piso”, hubiera influido mínimamente en el ánimo popular, pero en el caso de Acapulco resultó efectiva ante la creciente indignación generalizada contra el problema de las extorsiones exigidas por el crimen organizado.

Aunado a ello, durante los últimos quince días en los que se realizó la encuesta contratada por perredistas, Acapulco ocupó los en titulares de medios nacionales debido al clima de terror impuesto por criminales en colonias como la Jardín, al poniente del puerto.

El reto entonces para quienes contenderán por las alcaldías, diputaciones y senadurías, no radica en conocer la técnica, sino en saber manejar los recursos que representa la publicidad ambulante y particularmente las redes sociales.

En el fondo, para los partidos y candidatos, el problema es doble: la mercadotecnia no solo debe servir para presumir, es fundamental saber operarla también como contención.

Después de todo, desde las elecciones del 2012 el objetivo de la promoción no solo busca la captación de votos, sino a la vez generar la percepción de triunfo que debe acompañar a todo candidato.

Al final de cuentas la población reacciona favorablemente con quienes observa mejor posicionados en la competencia electoral.

De ahí que para evitar complicaciones derivadas de la utilización de las encuestas, la empresa Consulta Mitofsky subraya una frase que debe ser advertida por público y candidatos: “Por favor nadie vea esto como un pronóstico, porque seguramente se equivocará”.

Y si en realidad la política es la sensibilidad para no caer en sus propias mentiras, persiste el riesgo subjetivo de no saber interpretar el fracaso de una campaña de mercadotecnia. Después de todo, resulta más caro tratar de ocultar las deficiencias estratégicas que se siguen, que modificar en el camino los puntos de caída.

De hecho, uno de los errores más comunes entre los operadores de mercadotecnia y redes sociales es no reconocer descalabros durante el desarrollo de las campañas. A ninguno le agrada la crítica y una posible devaluación de su trabajo, lo que consecuentemente hace que al final de cuentas el candidato enfrente el fracaso el día de las elecciones.

Las campañas electorales iniciarán el 30 de marzo. Ahí comenzará la auténtica guerra de estrategias y para cuando culminen el escenario asimilará cambios radicales derivados de la efectividad que en el mundo real logren las acciones virtuales.

COMPARTIR ENLACE:

¤ Noticias Relacionadas ¤

Reconoce el coordinador de Guardia Nacional la labor del gobernador Astudillo

Chilpancingo, Gro., 28 de julio de 2019.- Para realizar una evaluación puntual en materia de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *