LOGRAR UNA VIDA SALUDABLE CON LA ALIMENTACIÓN ADECUADA, OBJETIVO DEL ÁREA DE NUTRICIÓN DEL IMSS

 

 

·        Actualmente la Delegación Guerrero del IMSS cuenta con 34 personas capacitadas en esta materia

·        Desde la infancia es necesario aprender en forma adecuada

Como parte de una vida activa y saludable, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) recomienda visitar al nutricionista para iniciar o mejorar una buena alimentación que prevenga o combata el sobrepeso o la  obesidad, padecimientos crónico degenerativos o cardiovasculares.

En el IMSS Guerrero, 34 especialistas en Nutrición, debidamente capacitados atienden a la gran población derechohabiente, mostrándoles cuál es la forma adecuada para un buen comer, y disponiendo de la dieta adecuada para cada grupo de edad.

Los profesionales realizan una intervención nutricional individual, tomando en cuenta las necesidades fisiológicas, patológicas y clínicas presentes, a través de una evaluación nutricional con base a indicadores clínico dietéticos, antropométricos, bioquímicos, incluyendo preferencias personales, socioeconómicas, culturales y religiosas.

En la conmemoración del Día del Nutricionista, que se conmemora hoy, el supervisor de Nutrición y Dietética delegacional, Óscar Rabadán García detalló que tras este diagnóstico, el especialista lleva a cabo un plan nutricional individual, otorga asesoría a grupos de todas las edades, diseña y crea el programa educativo y el material didáctico adecuado acorde a las necesidades detectadas en las Unidades.

Destacó que lo  ideal es una dieta balanceada que se ajuste a las necesidades, gustos, nivel de actividad física y estilo de vida del paciente, por lo que los nutriólogos la realizan con base en los estudios sociales realizados por la coordinación de Trabajo Social.

Los horarios, tipos, y cantidad de comida son planeados y ajustados especialmente para cada paciente, por lo que es conveniente que se trate de aprender un poco sobre principios de nutrición.

Asimismo, la coordinadora de Nutrición, María de la Luz Pérez Saldierna, comentó que la alimentación debe estar basada en el plato del Bien Comer, que divide los grupos de alimentos en tres. El primero de ellos es el grupo verde, de las verduras y las frutas. El segundo grupo es el amarillo, que incluye los cereales y tubérculos; el  tercero es el grupo rojo, que incluye las leguminosas y los productos de origen animal.

Hay dos tipos de alimentos que no están incluidos  en el Plato del Bien Comer, porque su consumo debe ser esporádico, estos son  los azúcares, que están conformados por azúcar, mieles, mermeladas, chocolate, caramelos, ate, jugos industrializados y refrescos, entre otros; y  el grupo de los aceites y grasas que incluyen aceites de soya, canola maíz, olivo, etcétera, y grasas  como mantequilla, manteca, mayonesa, margarina, crema, chorizo y tocino.

Por otro lado, las grasas que se consideran cardioprotectoras son aguacate, nuez, pistache, almendra, pepitas, cacahuate con cáscara; así como la recomendación de ingesta de aceite omega 3, presente en el pescado; aceite de olivo y aceite de canola.

La nutricionista agregó sobre la importancia de que la población derechohabiente solicite a su médico familiar acudir con el nutriólogo, que lo ayudará a una sana alimentación, además que le proporcionará tips para que esta nueva formación la trasmita a su familia.

image

COMPARTIR ENLACE:

¤ Noticias Relacionadas ¤

Reconoce el coordinador de Guardia Nacional la labor del gobernador Astudillo

Chilpancingo, Gro., 28 de julio de 2019.- Para realizar una evaluación puntual en materia de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *