Alcaldes deben jalar parejo contra la inseguridad

Médula



Por Jesús Lépez Ochoa

Sería bueno que así como el gobernador Héctor Astudillo Flores da la cara para informar cuando los homicidios suben o bajan en el estado, los alcaldes de la entidad también salieran a decir a sus gobernados qué
sucede con los demás delitos.

Según el artículo 21 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la seguridad pública es una responsabilidad compartida entre los tres niveles de gobierno, pero regularmente cuando se le pregunta
a algunos presidentes municipales, salen con que el homicidio, la extorsión y el secuestro son “federales”, aunque es de sobra conocido que son delitos del fuero común.

Ahora bien, ya que se ha informado que los homicidios disminuyeron durante septiembre… ¿Cuál fue el comportamiento de los robos?

La organización no gubernamental Semáforo Delictivo, da cuenta de que en el mes de agosto en Acapulco fueron robados 211 automóviles, 62 establecimientos comerciales y 22 casas.

Lo anterior quiere decir que en este municipio diariamente se registran más de nueve robos. En Chilpancingo el promedio fue de dos diarios; en Iguala y Zihuatanejo de entre uno y dos diarios; mientras que en Tlapa
son 14 robos al mes; en Taxco 11; y en Ometepec cinco.

El número de robos que se cometen en Acapulco es por mucho el más alto de los 81 municipios de Guerrero, y casi duplican el número de 112 homicidios registrados en este municipio en agosto.

Como dijo el gobernador, los asesinatos se redujeron, en el caso de este municipio a 62 durante septiembre, pero se desconoce si también los robos fueron a la baja o se incrementaron.

Los alcaldes también deben estar atentos a estas estadísticas y salir a informar a los ciudadanos. No deben olvidar que la seguridad es parte indiscutible de su responsabilidad.

En sus campañas políticas salían a decir que acabarían con la inseguridad, no se vale que ahora vayan a decir que no les toca, porque cuando lo hacen, se exhiben como agachones e irresponsables.

La seguridad no debe verse como un asunto de repartir los costos y acaparar los beneficios políticos y presupuestales; tampoco como un problema que consiste solamente en homicidios, secuestros y extorsiones, aunque
estos sean los más graves, los robos y asaltos, no dejan de lacerar a la sociedad y de demostrar lo vulnerable que se encuentra ante la indolencia de la autoridad.

jalepezochoa@gmail.com

COMPARTIR ENLACE:

¤ Noticias Relacionadas ¤

Reconoce el coordinador de Guardia Nacional la labor del gobernador Astudillo

Chilpancingo, Gro., 28 de julio de 2019.- Para realizar una evaluación puntual en materia de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *