​René Juárez Cisneros y el llamado de la Nación.

Por Gaby Carmona Astudillo.

La toma de protesta del senador con licencia por el estado de Guerrero René Juárez Cisneros como Subsecretario de la Secretaria de Gobernación, es un amplio reconocimiento a su carrera política, a su constancia, a su institucionalidad pero sobretodo a su disciplina partidista.

La carrera política del hoy flamante subsecretario del gobierno de Enrique Peña Nieto no fue producto de la casualidad ni creció de la noche a la mañana, por el contrario en su largo caminar por el escenario político guerrerense, el hombre nacido en la colonia La Laja del puerto de Acapulco fue de esfuerzo y constancia.

Acostumbrado a ir contra corriente, Juárez Cisneros salió airoso en cada proyecto que emprendía, su andar por la política guerrerense nace en el gobierno de Alejandro Cervantes Delgado, ahí fue en donde realmente empezó a hacer su proyecto político que al paso de los años lo llevaría a participar en el proceso interno del Partido Revolucionario Institucional a la presidencia municipal de Acapulco, en donde hay que decirlo con todas sus letras, no era el candidato de los que ostentaban el poder.

Recuerdo parte de su mensaje político cuando arrancó formalmente la contienda interna, frente a la base de su partido en Acapulco y frente a los otros aspirantes a la misma candidatura, ahí el hombre de la laja expresó “cuando venía subiendo las escaleras para dar mi discurso, uno de los organizadores me pidió una copia de mi discurso porque querían saber que les iba a decir a ustedes, desde aquí le respondo a esa persona y le digo que para dirigirme a mis compañeros de partido, no necesito de discursos porque hablamos el mismo lenguaje que hablan los Acapulqueños”, ahí fue cuando las cosas para Juárez Cisneros empezaron a cambiar y cambió el curso de las candidaturas en Acapulco.

René Juárez Cisneros fue electo candidato y después gobernador, lucho a sudor, tuvo paciencia, no se quejó jamás cuando al solicitar audiencia tenía que esperar mas de cinco horas a ser recibido siendo ya presidente municipal de Acapulco, su paciencia, su disciplina, su institucionalidad le valió el reconocimiento del entonces Gobernador del Estado, José Francisco Ruiz Massieu, quien no permitió que concluyera su administración y lo incorporó como Secretario de Planeación, cargo que vuelve a ocupar en el gobierno de Rubén Figueroa Alcocer y que deja para convertirse en candidato diputado federal en el distrito séptimo, en donde ganó de forma contundente.

Ya como aspirante a la candidatura oficial del PRI tiene que enfrentar una vez más a la maquinaria en el poder y con ella en contra pero con la simpatía de militantes y grupos políticos asentados en Guerrero, Juárez Cisneros, derrota a Manuel Añorve Baños, el candidato de Ángel Aguirre Rivero en el proceso interno y sale ungido candidato oficial del PRI y se convierte en Gobernador de Guerrero con el voto de los guerrerenses, aunque tiene que enfrentar las manifestaciones del candidato perdedor del PRD Félix Salgado Macedonio.

Con Juárez Cisneros al frente del gobierno del estado, en la entidad se vuelve a instaurar la constitucionalidad, y durante su gobierno, si bien es cierto se registraron hechos de carácter violento, la habilidad política de Juárez Cisneros permitió llevar el control del gobierno.

El priista no solo había demostrado su capacidad para gobernar sino para tener un estado en paz, durante su administración no hubo manifestaciones ni bloqueos que colapsaran la entidad, siempre al frente de las negociaciones, era no solo gobernador del estado sino el que desactivaba cualquier brote de violencia que se tenía programado.

Siempre dispuesto al diálogo directo con sus adversarios y con aquellos que pensaban diferente, incluidos los medios de comunicación con quienes en su mayoría mantenía un dialogo constante y directo, en tantos que a otros los evitaba pero al final de su gobierno tuvo la capacidad de darle vuelta a la página y seguir la ruta de la amistad no pedida.

Hoy, el nombre de René Juárez Cisneros está en la palestra nacional, se suma al gobierno de Enrique Peña Nieto, como subsecretario en la Secretaria de Gobernación, desde donde estamos seguros porque se le conoce habrá de desarrollar un papel importante para la armonización de cierto sector de la sociedad, un trabajo nada sencillo ni mucho menos fácil, pero Juárez Cisneros sabe de esos trotes, no por algo ha llegado hasta ese lugar.

René Juárez es un político de acuerdos, de diálogo, conocedor de los entretelones del poder en Guerrero, sin duda alguna habrá de aportar su experiencia en el cargo que hoy asume con esa humildad que lo ha caracterizado para quienes lo conocemos pero también verán su disciplina y su firmeza en asuntos que así lo requieran.

Juárez Cisneros acude al llamado que le hace la nación y estamos seguros que habrá de dejar muy en alto el nombre del estado que le dio la oportunidad de gobernar y representar tanto en la Cámara de Diputados como en el Senado de la República, en hora buena y que sigan los éxitos por el bien de México y de Guerrero.

 

René Juárez Cisneros es hasta este momento, el segundo político guerrerense mejor posicionado en el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, después claro está,  de la Canciller Claudia Ruiz Massieu, algo que debe ser reconocido por toda la clase política en Guerrero.

COMPARTIR ENLACE:

¤ Noticias Relacionadas ¤

MEADE, EN ASCENSO; ANAYA, ESTANCADO Y AMLO COMIENZA A PERDER PUNTOS: INNOVACIÓN.

*Los compromisos de Meade permean en el corazón y la razón del electorado: Huicochea ChIlpancingo, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *