​México en la mira internacional

Por Gaby Carmona Astudillo

La clase política mexicana vive en su mundo de cristal, todos felices, contentos, sonrientes, algunos se alistan para convertirse en candidatos oficiales de sus respectivos partidos y poco les importa los mensajes que la sociedad en general les ha enviado.

Las complicidades políticas ha permitido que los personajes vinculados ha actos de corrupción caminen cínicamente por las calles, sabedor que tienen la protección del sistema político al que pertenecen, saben que nada les afectará porque son parte de la misma red de corrupción y complicidades que se entretejen en lo más oscuro de las pasillos de la política.

No importa a cuantos hayas mandado a levantar, secuestrar,  desparecer o matar si al final del día se cubre con el manto del poder al que pertenece, ilusos los que piensan que denunciando, señalando o gritando harán que las cosas cambien en este país llamado México.

Todos son parte de lo mismo. Las alianzas políticas es lo que le ha permitido al sistema mexicano mantener el control del poder, y fraguar con ello alternancias disfrazadas de democracia.

México como nunca se convirtió en menos de seis años, en el más grande cementerio jamás existido, las cárceles clandestinas deben estar, hoy más que nunca saturadas de aquellos que estorban, que gritan, que señalan o que incomodan al poderoso.

En éste país, en donde sus riquezas mineras, la belleza de sus bosques, sus playas, sus recursos naturales han sido entregadas a los intereses extranjeros, no por algo acudieron a éste país, sus respectivos representantes de esos intereses económicos, España, Portugal, China, Estados Unidos, Alemania, Reino Unido, Corea del Sur, Japón, por mencionar algunos, a todos ellos les pusieron alfombra roja y les ratificaron el cumplimiento de los tratados firmados.

Para los intereses extranjeros, el gobierno de México es el fiel cumplidor, poco le importa que los ciudadanos mexicanos estén cayendo por defender sus tierras, sus riquezas o por lo menos que se le respeten las mínimas garantías de vida y de derechos humanos.

En un país como el nuestro, en donde se desparecen a 43 estudiantes, unos dicen que están vivos, en el famosos campo militar número uno, otros aseguran que los mataron, lo cierto es que al gobierno mexicano y a las cúpulas políticas les importa un rábano que se maten en grupo de 43 o más de 21, no les importa que todos los días, el crimen organizado, ese mismo que protegen desde las altas esferas asesinen todos los días a su juventud, alegando que son parte de las bandas delictivas.

Nunca como ahora, el asunto de los derechos humanos había estado tan cuestionado, nunca como ahora, la clase política mostró su ambición atroz para enriquecerse cínicamente, nunca como ahora, el pueblo de México se había manifestado para reclamar tantas afectaciones.

La mecha está encendida, camina lento, como la plaga maldita que todos ven pero que no saben como empezar a curarla, ojalá que cuando lo intenten no se vayan a estar lamentando. Veremos que pasa.

COMPARTIR ENLACE:

¤ Noticias Relacionadas ¤

MEADE, EN ASCENSO; ANAYA, ESTANCADO Y AMLO COMIENZA A PERDER PUNTOS: INNOVACIÓN.

*Los compromisos de Meade permean en el corazón y la razón del electorado: Huicochea ChIlpancingo, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *